Cómo montar un negocio de masajes a domicilio

Anuncios publicitarios

Ganar dinero realizando masajes a domicilio, un negocio de baja inversión

Si deseas invertir en un negocio propio sin necesidad de gastar una gran suma de entrada y ver ganancias pronto, los masajes a domicilio son una buena opción. Además, no necesitas ser un experto desde ya, puedes prepararte para ofrecer el servicio y empezar cuando desees.

lea también:

¿Por qué los masajes a domicilio son rentables?

No es lo mismo querer que necesitar. Quienes desean recibir un masaje, es probable que puedan acudir a un centro donde los den, mientras que quienes necesitan de uno, no siempre tienen la capacidad o el tiempo suficiente para trasladarse, de modo que el servicio a domicilio es la mejor alternativa que pueden encontrar.

Por lo general, y dependiendo del tipo de masaje, quieres lo requieren por salud son las personas que sufrieron traumatismos y los necesitan como parte de una terapia para recuperarse físicamente.

A su vez, existen muchos profesionales que pasan muchas horas al día dentro de la oficina y por el ritmo de trabajo se estresan con facilidad. Si a eso le sumamos que la postura al trabajar no es la más adecuada para pasar tantas horas, un masaje para liberar tensión es una opción necesaria.

Sin embargo, en estos casos no es conveniente perder tanto tiempo dirigiéndose desde la oficina hasta un centro de masajes, obtener uno y luego retornar al trabajo. Es por ello que los masajes a domicilio (que pueden durar entre 15 y 45 min en promedio) son tan demandados no solo por los oficinistas de manera individual, sino como un servicio que contratan las empresas para sus empleados.

Cómo montar un negocio de masajes a domicilio

Si deseas emprender un negocio de este tipo, a continuación te decimos cómo conseguirlo. ¡Toma nota!

  • Instrúyete.

Si no tienes idea de cómo dar masajes, no es impedimento para que montes este negocio. Sin embargo, debes aprender a hacerlo. Apúntate en cursos acerca de masajes descontracturantes, reflexología de manos y pies, digitopuntura, masaje shiatzu, entre otros.

  • Invierte.

Si bien, en comparación con otros negocios, la inversión es bastante baja, debes asegurarte de comprar buenos equipos. No escatimes en ellos porque lo más importante, además de ofrecer un excelente servicio, es velar por la seguridad de los clientes.

Anuncios publicitarios


Necesitarás, para empezar, una silla ergonómica y una camilla para masajes. A su vez, insumos como aceites esenciales, velas aromáticas, toallas, etc.

  • Elabora un presupuesto.

Además de invertir en el equipamiento y los insumos para iniciar tus labores de masajista, debes incluir en tu presupuesto una relación de costos y gastos para determinar cuáles serán tus ganancias.

En el presupuesto debes incluir todo aquello que requiera inversión de tiempo y dinero para poder llevar a cabo tu trabajo, es decir, dinero para transportarte, gasolina, tarjetas de visita, etc. Además, debes calcular la distancia y las horas que tardas en desplazarte hasta el sitio para cobrar por ese tiempo.

  • Cuida tu aspecto.

Es indispensable que tu imagen hable por ti. Muchos clientes se fijan en la presencia de los masajistas; si estos lucen descuidados o faltos de higiene, no querrán contratar sus servicios.

Utiliza ropa y calzado limpio y cómodo, para que no te preocupes por ello durante la sesión. Ten tu cabello arreglado, lleva las uñas cortas y esmaltadas con un tono discreto, y evita utilizar perfumes muy fuertes.

  • Cuida los detalles.

Desde que se hace el primer contacto con el cliente se debe dejar la mejor impresión posible. Esto puede ocurrir sin siquiera verlo en persona, sino indirectamente a través de una tarjeta de visita o un sitio web. Para ello, debes asegurarte de que todo lo referente a la imagen de tu negocio guarde unidad de estilo y que se vea estéticamente agradable.

Anuncios publicitarios

  • Da a conocer tu negocio.

La publicidad tradicional puede ayudar a divulgar tu negocio, pero sin duda las redes sociales y la publicidad boca a boca serán tus mejores aliadas, pues este servicio se basa principalmente en el nivel de satisfacción de los clientes.

Son ellos quienes harán las mejores recomendaciones a familiares, amigos, compañeros de trabajo, etc., de modo que nunca debes quedar mal con ninguno de ellos.

Por otra parte, la creación de un sitio web puede servirte para hacer crecer tu negocio si lo deseas. A través de este medio podrían hacer las cotizaciones de los servicios que ofreces, además de que puedes emplear a otros masajistas para que te ayuden a cubrir la demanda de los pedidos y que cada uno tenga un perfil con clientes propios en el sitio.

Recomendaciones generales

  • Los precios no deben ser muy altos, pues no tendrás tantos clientes como esperas. Pero tampoco deben ser tan bajos, o inspirarías desconfianza. Es mejor que estén en el rango promedio y que cobres extra si se extiende el tiempo de la sesión o si los clientes desean incorporar más productos de tu inventario.

  • No todos los clientes necesitan los mismos materiales, así que no deberías cargar con todo lo que tienes en todas las sesiones.

  • Sé puntual, tanto al llegar como al irte.

    Anuncios publicitarios
  • Para empezar, ofrece masajes gratis a tus conocidos, de modo que te recomienden a otras personas.

  • Cuelga un anuncio en los clasificados de Internet para que llegues a la mayor cantidad de clientes potenciales en tu zona.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *