Cómo montar una tienda de tabaco o tabaquería

El tabaco es uno de los productos con gran demanda a nivel mundial. Muchas personas fuman y aunque son muchas las campañas antitabaco, sigue aumentando la cantidad de fumadores. Sin embargo, no son tantas las tiendas que se especializan en este producto, de modo que la poca competencia es un aspecto atractivo para invertir en este negocio.

¿Por qué montar una tabaquería o tienda de tabaco?

Estas tiendas reúnen todo un medio natural de consumo. Quienes las visitan rara vez salen de ahí sin comprar algo, pues son locales en los que se va por un producto que no solo cubre la necesidad de un consumidor, sino que en muchos casos son parte de un vicio frecuente, por lo que este tipo de clientela es propensa a frecuentar la tienda.

Por otra parte, son muchos los productos que se pueden comercializar en este negocio; básicamente, todo lo que circula alrededor del humo, desde los mismos tabacos hasta encendedores, pipas, puros, fósforos, etc.

A su vez, este negocio requiere de una inversión moderada y sus ganancias son altas gracias a la gran cantidad y lo asiduo de sus clientes.

lea también:

Cómo montar una tabaquería

Si deseas emprender un negocio de este tipo, a continuación te decimos qué debes tener en cuenta para conseguirlo. ¡Toma nota!

  • Modelo de negocios.

Antes de empezar tu proyecto, debes tener definida la idea de tu negocio. En eso consiste el modelo de negocios, determinar cómo harás que una idea que ya existe sea llevada a cabo con tu toque personal. Es decir, cómo se diferenciará de otras tiendas del mismo sector comercial.

  • Plan de negocios.

Se refiere al documento en el que detallas cómo harás factible tu idea de negocios. Incluye un estudio de mercado, de la competencia, presupuesto, proyecciones de ventas, etc. En otras palabras, es anteponerse ante dos escenarios posibles: el éxito y el fracaso de tu negocio.

  • Registro mercantil.

Una vez que tu plan de negocios arroje buen pronóstico y cuentes con el capital de inversión, es momento de registrar tu empresa y escoger un nombre comercial con el que tus clientes reconocerán tu local.

  • Ubicación.

Lo siguiente es determinar dónde puede ser la ubicación más estratégica para el local. Es ideal que sea cerca de bares, restaurantes, galerías, centros comerciales, calles concurridas, paradas de autobuses, aeropuertos, carreteras, etc., puesto que allí se venderán productos de consumo diario al por menor.

  • Estructura.

Se refiere a las dimensiones de la tienda y la distribución del espacio dentro de la misma. Ambas dependerán de tu presupuesto y de las necesidades y oportunidades comerciales que se presenten.

Sin embargo, el espacio no necesita ser muy amplio, ya que basta tener el área de exposición y venta de los productos, un baño y un pequeño stock. El área de ventas necesitará estar bien decorada, con estantes bien organizados donde colocará todos sus productos y un mostrador de atención.

  • Equipo y mobiliario.

Incluye todo el equipamiento y mobiliario necesario para que tu tienda esté lista para entrar en operaciones: equipo informático, muebles, estanterías, mostradores, vitrinas, etc.

Coloque cada elemento en un estante y tenga así una tienda organizada por secciones, siempre dando una mayor visibilidad para los productos más buscados de la tienda que deben ser colocados en las vitrinas de cara a la calle. No se olvide también de mandar a hacer un banner grande, con el nombre de su tabaquera, para dar un mayor destaque al establecimiento.

  • Decoración.

El público objetivo de una tabaquería son personas con buen gusto, así que la tienda debe estar decorada con sofisticación. En este caso se logra con tonos amaderados, cristales y estantes de madera. Por supuesto, está de más decir que todo debe encontrarse pulcro y ordenado todo el tiempo.

  • Proveedores.

Es importante que trabajes con los mejores y cuya reputación lo respalde. En este negocio la calidad es lo que hace la diferencia y vender tabacos dañados (húmedos, resecos) es sinónimo de que tus clientes no volverán.

Para ello debes aprender sobre lo que vendes como, por ejemplo, que los tabacos tienen sabores (chocolate, cherry, menta, fresa, etc.) o que deben ser correctamente empacados en cajas de cedro para que mantengan su frescura.

  • Inventario.

En tu stock puedes incluir productos seleccionados cuidadosamente, de modo que vendas aquellos que se relacionan directamente con el humo. Pero, si lo deseas, también puedes ofrecerles a tus clientes una gama más amplia, en la que puedan encontrar artículos de su interés, como balas, cuchillas, bolígrafos, chocolates, llaveros, carteras, monederos, etc.

Las marcas de tabacos más conocidos son Borkum Riff, Clan, Don Pablo, Half Air Half, Capitain Black y Troost, Churchill de Romeo y Julieta, Montecristo, Partagás, Cohíba; los que tienen mayor salida son los tabacos cubanos, europeos y dominicos.

  • Servicios.

Puedes crear una tienda online para vender tus productos a través de Internet y enviarlos por servicio de encomienda. Es una manera efectiva de ampliar tu clientela y optimizar tus ventas. Además, su inversión es muy baja y sus resultados favorables.

También puedes ofrecer el servicio de envoltura de regalos, teniendo en cuenta que algunos artículos, como los llaveros, los chocolates, las cuchillas e incluso los mismos tabacos son excelentes para obsequiar.

  • Personal.

La tienda puede ser atendida por una sola persona, puesto que su tamaño puede ser modesto y la mayoría de los artículos están expuestos en vitrinas y mostradores. Sin embargo, debe haber un administrador y personal de vigilancia en caso de que el local esté aislado del sector comercial.

  • Marketing.

Dar a conocer el negocio es un trabajo de todos los días, pues el marketing nunca descansa. Para crear una clientela desde cero será necesario planificar estrategias de divulgación efectivas. Como se trata de un comercio sofisticado, su publicidad debe ser sutil pero a la vez llamativa.

Puedes mandar a hacer anuncios que despierten la curiosidad de los más sibaritas y ubicarlos en sitios estratégicos que frecuentan, como bares, restaurantes de lujo, salas de eventos, clubes sociales, centros comerciales, etc.

Crear perfiles de tu negocio en las principales redes sociales te permitirá llegar a un público más amplio. Eso sí, recuerda mantener unidad de estilo encada uno de ellos y en el sitio web de ventas en línea para que tu imagen tenga prestigio.

Por último, fuera de internet, tarjetas de la tienda pueden ser dejadas en bares, restaurantes, pubs de la región, incluso puede hacer una asociación con esos establecimientos. Descuentos y regalos para los asistentes que vienen de estos lugares son buenas ideas para atraer nuevos clientes.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *